Edurne Pasabán “Decidir el camino a seguir es más importante que 14 montañas"

Vicente Travieso
Edurne en un momento de la charla.
La primera impresión al estar junto a Edurne es su estatura, lo que sin duda le permite subir algunos centímetros más que sus compañeros al tocar el cielo en cualquiea de las cumbres que ha escalado. Su mirada capta la atención del entrevistador, que rápidamente se transforma en una mujer muy cercana, cordial y comunicativa, como demuestra en la entrevista que le realizamos ayer momentos antes de su charla, contestando y explicando claramente nuestras preguntas.

Después de muchos años de intentos y retrasando unos días el comienzo de esta edición, por fin la IX Semana de la Montaña contó ayer con la presencia de la montañera de referencia en España y en el Mundo, la vasca Edurne Pasabán (Tolosa, 1973), que llenó de cientos de seguidores la sala de proyecciones del Museo Elder e incluso se tuvo que acomodarlos en la planta baja siguiendo mediante una pantalla la conferencia inaugural. Edurne saltó a la fama al ser la única mujer del mundo en subir a las 14 cumbres más altas de nuestro planeta.

Pero como ella misma se encargó en desmontar, lo verdaderamente importante en su vida ha sido decidir el camino a seguir, mucho más que sus 14 ochomiles, “que no dejan de ser montañas”, comentó en su amena charla seguida de algunos videos impactantes de sus últimos tres ochomiles.

Después de casi un año en 2006, donde una fuerte depresión le dejó en cama y sin actividad alguna, la llamada del Himalaya desde su interior fue lo único que escuchó de todo lo que llegaba del mundo exterior con la intención de ayudarla. Pero solamente esa llamada, fue lo que le hizo salir de la “burbuja” y recuperar su sino. Por primera vez en su vida decidía el camino a seguir y en 2007 se lanzaba a una nueva expedición y coronaba el noveno. Fue entonces cuando se proponía por primera vez en culminar los 14 ochomiles.
Durante la entrevista.

Pero esta vez Edurne tomaba las decisiones. La principal y que luego se convertiría en vital fue rodearse de un equipo de grandes profesiones del alpinismo. Ella sabía que no podía intentar ese reto como siempre lo había hecho, sino ahora rodeada de buenos amigos de verdad y de toda su confianza: “Los equipos son personas y que sean de buena gente. Yo estuve rodeada de buena gente y por eso esta noche estoy aquí con ustedes”.

Estaba haciendo referencia a la bajada infernal del K2, donde sus compañeros tuvieron que arrastrarla literalmente para llevarla hasta el campo base después de sufrir una gravísima “pájara” a más de 7.000 metros de altura, además de las posteriores congelaciones en los dedos de los pies. Aquí ya había roto las estadísticas, pues ninguna mujer antes había logrado subir y bajar “viva” esta montaña.

Solamente esos tres últimos ochomiles los pudo hacer ya como profesional, dejando atrás esta ingeniera de profesión la imposible combinación del trabajo en su empresa familiar o más tarde en el restaurante-hotel rural de su propiedad, con su verdadera vocación de montañera. Su empuje con el programa “Al Filo de lo Imposible” fue de gran ayuda para terminar el reto, pero como ella misma afirmaba, “por encima de todo lo que hemos hecho, no es cuestión de retos, sino de disfrutar de lo que hacemos, pasarlo bien”

Y puso de ejemplo la expedición la Cho-Oyu, donde conoció al organizador de la Semana de la Montaña, el alpinista grancanario Javi Cruz. 
Entrevista completa en: LA PROVINCIA
Fotos: Angel Zurdo

Comentarios

Entradas populares de este blog

T3: EL TINERFEÑO AGUSTIN DAVID REYES SE IMPONE EN UNA TAMADABA TRAIL TOUR PASADA POR AGUA

YERAY DURAN GANA EL II TRAIL LA MAJADILLA. Sandra Moreno se lleva el triunfo en mujeres

Fran Rodríguez y Yaiza Herrera ya tienen su “cortijo” particula en Montaña Alta